¿ Como puedes cuidar tu piel facial ?

Mantener el rostro en buen estado requiere una rutina de limpieza e hidratación diaria que se basa en la constancia, el uso de un producto adecuado y la correcta aplicación.

En el cuidado de la piel del rostro hay, como mínimo, tres aspectos importantes. El primero, se debe de ser constante. El segundo, es necesario acudir a un especialista para que determine cuál es el tipo de producto más adecuado al tipo de piel. Y, el tercero, conocer el protocolo necesario que hay que llevar a cabo diariamente.

¿Hay que ponerse crema hidratante de día y de noche?

Sí, porque es fundamental mantener la hidratación de la piel, sobre todo, en pieles maduras o secas. Por eso, conviene aplicar un producto que selle el agua en la epidermis, con una buena hidratante dos veces al día, como mínimo. La zona del contorno de los ojos, que es más sensible, más fina y se deshidrata con mucha más facilidad que la del resto de la cara, hay que hidratarla tantas veces como sea necesario. Como mínimo, por la mañana y por la noche. Y, siempre, con un producto específico para esta zona libre de perfumes.

Te puedes maquillar después de la hidratante de día?

Siempre hay que aplicar una crema hidratante adecuada debajo del maquillaje, ya que así conseguimos que se fije mejor a la piel y dure más. El protocolo sería: primero, limpiar y aplicar un sérum especializado para nuestro tipo de piel; luego, la crema hidratante de día y, por último, el maquillaje.

¿Por qué es tan importante exfoliar la piel?

 Porque ayuda a su renovación, elimina las células muertas y favorece la penetración de los activos que apliquemos después, como mascarillas, cremas,pueden ser hidratantes, reafirmares, limpiadoras, iluminadoras, etc. Se trata de un producto destinado a ejercer una acción profunda mientras lo llevamos aplicado. Además, le proporciona un aspecto más luminoso. Se recomienda usar exfoliantes una vez a la semana, aunque la frecuencia puede variar según el tipo de piel. Las más grasas requerirán más usos y, las más secas y/o sensibles, pueden usarlos menos frecuentemente, se debe aplicar mascarillas  después de la exfoliación ya que la piel está receptiva tras la exfoliación.

 

Resultado de imagen de el cuidado de tu piel facial

¿Se puede poner el protector solar después de la hidratante de día?

El protector solar siempre debe de aplicarse el último en cualquier rutina de belleza. Aunque la hidratante tenga protección solar, es más recomendable usar un protector a partir de 30 SPF. Es muy buena idea utilizar uno con color o formato maquillaje, porque así nos ahorramos un paso y conseguimos un color bonito y duradero.

 La contaminación, el tabaco, el estrés ... todos tienen un efecto adversos sobre la piel. Ten en cuenta estos factores para proteger tu piel antes de salir de casa. Muy importante, limpia tu piel por las noches, incluso si no te has maquillado durante el día.

Sonará a repetición pero no sobra mencionarlo: Una piel cuidada e hidratada de cualquier edad siempre se verá mucho más bonita que una deshidratada y sin ningún sacrificio ya que con tres o cuatro productos será suficiente.
*Muchas veces no tenemos tiempo, ni un presupuesto enorme para acudir constantemente al centro de estética, tampoco es imprescindible puesto que lo importante son los tratamientos claves y la constancia en seguirlos.
*Hemos de evitar llenarnos de productos tan específicos que muchas veces no sabemos ni para que son ni como se usan; otras veces los usamos durante los primeros días, dejando el envase a medias en la estantería, lo que supone una pérdida de dinero.
*Además de un cuidado diario es recomendable seguir algún tratamiento semanal como peelings y mascarillas, además de otros mensuales como pueden ser peelings en más profundidad o limpiezas de cutis, téngalos establecidos y separados.
*En la rutina diaria siempre es igual para todos los tipos de pieles, la única diferencia dependiendo del tipo de piel, es el producto a usar y como usarlo.
Resultado de imagen de el cuidado de tu piel facial

tipos de piel 

Piel Seca
Piel de aspecto opaco y rugoso con tendencia a descamarse. Tiende a arrugarse más fácilmente que el de la piel grasa.
El sol, el aire y la contaminación contribuyen a que se agraven estos efectos. La piel seca, es la que más cuidados necesita. Por la mañana sería preciso tratar esta piel con una crema hidratante así como una crema nutritiva por la noche.
Piel sensible
Esta piel es delicada, ligeramente seca que se irrita fácilmente y propensa a reacciones alérgicas por cosméticos, perfumes o detergentes. Los cambios atmosféricos y climáticos y los cosméticos no apropiados pueden causar irritación, dejando la piel rojiza y a veces con visibles vasos sanguíneos.
Piel normal
Esta piel tiene una textura suave, no tiene espinillas ni poros abiertos. No presenta áreas grasosas o resecas. Las personas con este tipo de piel solo necesitan un régimen básico de belleza para mantener el balance natural. Pero sin cuidarse la piel y sin una alimentación adecuada la belleza de esta piel no dura por largo tiempo.
Piel Mixta
Debido a que en este tipo de pieles existe una zona seca y otra más bien grasa, es preciso efectuar una rutina de cuidados que tenga en cuenta ambos aspectos: hidratar la zona seca y reducir la secreción sebácea en la zona grasa.
Piel grasa
Esta piel se caracteriza por una sobre producción de sebo y aceites lo que resulta en espinillas, poros abiertos, puntos negros y barros. La piel grasa es especialmente común durante la adolescencia cuando los cambios hormonales promueven esta sobreproducción.
La ventaja de esta piel es que se mantiene joven por mas tiempo.
Esta piel requiere cuidados especiales con limpiadoras, lociones y cremas adaptadas a este tipo de piel y que impidan la acumulación de impurezas.
Resultado de imagen de el cuidado de tu piel facial

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published