Juvéderm®

¿Qué es Juvéderm®?

Juvéderm® es un relleno dérmico inyectable que se introdujo en el mercado de los Estados Unidos en Junio de 2006. El tratamiento con Juvéderm® implica menos malestar para los pacientes que los tratamientos que se hacen con otros rellenos dérmicos y, además, los resultados son más duraderos: el paciente promedio disfruta de un aspecto más saludable y rejuvenecido en el rostro durante seis a nueve meses. Sumado a esto, dado que Juvéderm® está compuesto únicamente de ácido hialurónico biocompatible, existe un riesgo muy reducido de que provoque una reacción alérgica y otros efectos secundarios negativos asociados con los tratamientos inyectables para el tratamiento de las arrugas. 

Juvéderm® es un relleno que emplea base el ácido hialurónico para rellenar la piel, en lugar de colágeno. El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano. Debido a que el ácido hialurónico de Juvéderm® se crea mediante biosíntesis en un laboratorio, los pacientes no necesitan realizarse una prueba de alergia antes de recibir el tratamiento.
Uno de los principales beneficios del relleno Juvéderm® es que los resultados del producto duran más que los que se obtienen con los otros reductores de arrugas, como el colágeno y las inyecciones de grasa. 

Resultado de imagen de juvederm

Proceso del tratamiento con Juvéderm®

El tratamiento con el relleno Juvéderm® es bastante simple y es similar al de otros rellenos dérmicos/reductores de arrugas. El producto se inyecta en la zona de las arrugas y pliegues, y produce muy pocas molestias. Sus efectos son inmediatos y de larga duración, Juvéderm® llega al consultorio de su médico envasado en un jeringa esterilizada lista para usar. La consistencia suave del gel de Juvéderm® hace que las inyecciones de este producto sean más cómodas para los pacientes que las de otros rellenos dérmicos, ya que los médicos pueden utilizar agujas más delgadas y hacer menos presión mientras inyectan el gel. De todos modos, para minimizar la posibilidad de que sienta algún malestar, antes de administrar las inyecciones de Juvéderm®, su médico adormecerá con una crema anestésica local la zona del rostro que va a ser tratada. Juvéderm® se inyecta en la dermis media a profunda, lo cual depende de la cantidad de corrección que se necesite. La sesión típica de tratamiento dura aproximadamente treinta minutos.

¿Cómo actúa Juvéderm®?

Su piel produce naturalmente ácido hialurónico, un compuesto a base de azúcar que se encarga de distribuir y mantener los niveles de humedad y nutrientes en las células de la piel. Este compuesto es el responsable del aspecto de volumen y tersura en la piel joven y flexible. Desafortunadamente, con el paso del tiempo, disminuye la capacidad de la piel de fabricar su propio ácido hialurónico. Juvéderm® es un gel suave que está compuesto de partículas de ácido hialurónico entrecruzadas. Cuando se lo inyecta en las líneas finas, arrugas, surcos o zonas hundidas del rostro, Juvéderm® repone el ácido hialurónico que ha sido absorbido por el cuerpo con el tiempo, brindándole a usted un aspecto más joven.

Juvéderm® viene en una cantidad de fórmulas de distintas concentraciones; de esta manera, los tratamientos se pueden adaptar a las necesidades específicas de cada paciente. Juvéderm® es efectivo en el tratamiento de las líneas finas y arrugas, como también en el realce de los labios y la zona de las mejillas; e incluso puede utilizarse para devolverle al rostro una forma redondeada y juvenil. Aunque Juvéderm® brinda resultados muy visibles y de larga duración, los pacientes que tienen en el rostro arrugas muy importantes o piel muy flácida, pueden ser candidatos más apropiados para procedimientos de cirugía plástica facial, como estiramientos faciales.

Recuperación, resultados y necesidad de otros tratamientos con Juvéderm®

Después del tratamiento con Juvéderm®, es mejor no tocar innecesariamente o masajear la zona tratada durante unos días, aunque puede continuar maquillándose de manera normal. A los pacientes que se han sometido al tratamiento con Juvéderm® también se les aconseja evitar la exposición innecesaria al calor, frío y sol durante las dos semanas posteriores a las inyecciones. Después del tratamiento con Juvéderm®, es importante utilizar protector solar y evitar el uso en el rostro de productos que contienen alcohol.
Algunos médicos recomiendan a los pacientes realizar un tratamiento de seguimiento para rellenar cualquier línea o arruga no abordada durante el primer tratamiento con Juvéderm®, pero esto rara vez es necesario. Con el tiempo, el ácido hialurónico que contiene Juvéderm® es absorbido de manera natural por el cuerpo. Sin embargo, debido a la composición entrecruzada y la consistencia viscosa del gel, Juvéderm® se integra en el cuerpo a una velocidad notablemente más lenta que otros rellenos dérmicos. Además, el tratamiento con Juvéderm® otorga resultados más duraderos que otros tratamientos inyectables. El paciente promedio disfruta de los resultados de un tratamiento con Juvéderm® durante seis a nueve meses, aunque algunos pacientes han tenido resultados que duraron hasta un año.

Riesgos y beneficios de las inyecciones de Juvéderm®

Es fácil comprobar los beneficios de las inyecciones del relleno Juvéderm®, ya que mejora de forma inmediata el aspecto de las arrugas y pliegues, y proporciona labios con más volumen para quienes que desean resaltar esta parte del rostro. Los riesgos son pocos, ya que los materiales que contiene el relleno Juvéderm® se producen de manera natural en el cuerpo humano y, por lo tanto, no provocan alergia. Existe un efecto secundario de inflamación en el lugar de la inyección, pero esto es normal y desaparece rápidamente después del tratamiento.

Candidatos para el tratamiento con Juvéderm®

Los candidatos apropiados para el tratamiento con relleno Juvéderm® son aquellos pacientes a quienes les gustaría mejorar el aspecto de las líneas faciales o aumentar el tamaño de los labios. En la mayoría de los casos, todo lo que se requiere de un paciente para que pueda someterse al tratamiento con Juvéderm® es que no esté conforme con el aspecto de sus arrugas y pliegues faciales o con la turgencia de sus labios. Sin embargo, Juvéderm® podría no ser una buena opción si una paciente está embarazada o en etapa de lactancia.

Imagen relacionada


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published