¡ Adiós cirugía! Ácido hialurónico: el secreto de la cola ideal.

Sin bisturí ni quirófano, un nuevo tratamiento permite levantar los glúteos y redondearlos a tu gusto. Qué es, en qué consiste y cuáles son las ventajas de este método no invasivo.

Hasta hace poco, para aumentar el tamaño de la cola existían muy pocas opciones. Por un lado, la colocacíon de prótesis y, por otro, menos invasivo, la aplicación de rellenos permanentes como, por ejemplo, el metacrilato. Ambas opciones tienen algo en común, no acompañan los cambios del cuerpo a través del tiempo.
Actualmente, existe una nueva técnica: la aplicación de ácido hialurónico. 

El sueño de todas

La anatomía de los glúteos es difícil de imitar, por ello, las prótesis deben quedar ocultas y no todos los cuerpos son capaces de recibir una. En muchos casos, el resultado puede ser una cola artificial que cambia de forma con los movimientos y suele notarse. Una nueva posibilidad es trabajar con inyecciones de ácido hialurónico, el único relleno que se puede utilizar en todo el cuerpo por su condición de reabsorbible. Se trata de un material sintético que es elaborado en base a un producto que genera el propio organismo. La ventaja que tiene este método no invasivo es que retiene el agua y produce volumen en la zona, en este caso, en la cola.

“Tenemos enzimas que oxidan el ácido hialurónico y que hacen que se vaya degradando. De este modo, con el paso del tiempo, los tejidos van perdiendo turgencia. Eso se nota más que nada en la cara, en las mamas y glúteos, el aumento de ‘los cachetes’ con ácido hialurónico es un tratamiento no quirúrgico, se realiza con una sedación muy suave para que el paciente esté confortable y no sienta las aplicaciones”. Se hace en quirófano por antisepsia y comodidad, dura 30 minutos, y luego el paciente se puede ir caminando porque no hay dolor post-procedimiento para retomar su vida normalmente.

A la hora de describir el procedimiento, el profesional sostiene que “es simple y consiste en la aplicación con jeringas a través de pequeñas microcanulas, del producto (ácido hialurónico), con el cual se va modelando el glúteo y aumentando su tamaño. Las aplicaciones (1 o 2) van a depender de la contextura de la paciente, ya que no todos son iguales y de lo que ésta pretenda en cuanto a  volumen, siempre dentro de un criterio estético”.

Imagen relacionada

Respecto a la diferencia con el metacrilato, el cirujano sostiene que esta sustancia “es un relleno permanente que no acompaña el movimiento y la flaccidez que se produce con el paso del tiempo y, además, se sabe que a mediano plazo puede traer complicaciones como tapar vasos linfáticos, formar granulomas, etc.”. En encuanto, el ácido hialurónico, al ser reabsorbible, produce un efecto en los glúteos que dura aproximadamente dos años (en algunos pacientes puede ser un año y medio, en otros hasta cuatro) y luego, la zona vuelve a quedar como antes.

¿Se puede hacer a toda edad o es recomendable hacerlo a partir de algún momento en especial? ¨No hay una edad definida porque, por ejemplo, lo puede hacer una persona joven que quiere más volumen, o también una de edad avanzada para mejorar zonas caídas o debilitadas. Es apto para todas las mujeres y hay que evaluar, según el caso, si es necesario complementarlo con otro tratamiento como hilos tensores en el caso de tener glúteos caídos.

En relación a la contraindicaciones, el especialista aclara que no hay contraindicaciones en cuanto al producto. Eso sí, al hacer una sedación, se necesita un estudio pre-quirúrgico y la contraindicación sería si se encuentra alguna alteración en éste.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados